Adobe Acrobat hace uso de la Inteligencia Artificial en el análisis forense de imágenes y así poder detectar las imágenes manipuladas.

La manipulación de imágenes puede ser una práctica inocua y hasta divertida. O puede traer severas consecuencias de tipo económico, interpersonal e incluso político. Con los avances tecnológicos, la detección de imágenes manipuladas se vuelve aún más difícil.

Una cuidadosa inspección visual ya no basta para poder determinar la fiabilidad de una imagen. Capturar a los infractores resulta difícil. Un área de investigación que ha emergido de esto es el análisis forense de imágenes. ¿Existen herramientas tecnológicas que permitan verificar el contenido digital? Continúa leyendo y conoce más sobre los avances en esta área.

Adobe Acrobat y la detección de imágenes manipuladas

Adobe Systems es una compañía que diseña programas informáticos para visualizar, crear y modificar archivos con el formato Portable Document Format, más conocido como PDF. Esta empresa ha anunciado recientemente sobre sus esfuerzos por desarrollar una solución para la imágenes manipuladas. Un software para detectar la manipulación digital de imágenes. Esta investigación que inició en 2016 con el programa DARPA Media Forensics, está arrojando resultados interesantes. Es dirigido por Vlad Morariu, científico e investigador senior de Adobe.

La detección de imágenes manipuladas se hace a través del uso de secuencias RGB o un filtro de ruido, que permite analizar el rastro dejado por el usuario en una imagen. La aproximación de Adobe Acrobat es novedosa porque aprovecha el potencial de la Inteligencia Artificial (IA), a la cual se le expone a miles de imágenes manipuladas según tres técnicas de modificación populares a saber:

  1. Eliminar objetos de una imagen
  2. Combinar partes de diferentes fotografías
  3. Mover elementos cambiándolos de lugar.

De esta manera, la Inteligencia Artificial puede detectar patrones, identificar el tipo de manipulación e incluso indicar el área que fue modificada. Se convierte en una herramienta poderosa para detectar de forma más rápida, fácil y fiable las imágenes manipuladas.

Para Morariu los formatos de archivo contienen metadatos que se pueden usar para almacenar información sobre cómo se capturó y manipuló la imagen. De manera que, es posible buscar marcadores de manipulación analizando cambios e inconsistencias en la imagen producida. Esta aún imperfecta técnica, mejora notablemente la detección en comparación con los métodos actuales.

Para finalizar es necesario comentar que este proyecto de investigación, podría convertirse en una potente herramienta para la verificación de contenido digital con Adobe Acrobat.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *