Empresas gigantes y especializadas en desarrollo de inteligencia artificial como lo es Google o Tesla Inc. Uber Tecnhologies Inc, están apostando actualmente por proyectos basados en coches autónomos. No solo como innovación tecnológica, sino también ayudando al mejoramiento de la calidad de vida y a reducir el impacto de la contaminación ambiental.

Ya no nos resulta para nada extraño ver en las noticias que empresas como estas ya están implementando sus vehículos autónomos. Para el transporte de personas, materiales o cualquier otro tipo de transporte que se requiera. El boom comenzó con los drones, al ver que era y es una tecnología de amplias ventajas y magnifico uso, se optó por algo más grande, más ambicioso como lo es el transporte autónomo.

Gracias a la historia, podemos saber que han existido miles y miles de accidentes de tráfico. En gran parte de los casos terminan en muertes, otros en heridos leves y de gravedad. Optar y desarrollar vehículos con inteligencia artificial que puedan manejarse solos con una alta precisión y confiabilidad son el futuro. No solo por la innovación, sino también por reducir los riesgos que existen en cualquier vía terrestre, marítima o aérea.

Vehículos autónomos

Son vehículos que de entrada operan solos. Vienen configurados y equipados con dispositivos y sensores que le permiten al vehículo ubicarse geográficamente, saber el tipo de terreno, la trayectoria en la que está y la que va a tomar. Todo gracias a las indicaciones de un operador o un usuario.

Debido a que vienen equipados con componentes como sensores, laser, radares, o GPS pueden percibir su entorno. De esta manera pueden interpretar la ruta más óptima y apropiada por el cual pueden transitar. Ya sea por reconocimiento espacial o por configuraciones previas donde se le asignan todas las rutas en una base de datos, esta información es almacenada y usada. Pero por lo general trabajan con reconocimiento de campo mediante las técnicas de sensores, láser y otros.

coches autónomos

Características de los coches autónomos

Físicamente un vehículo autónomo posee todas las características físicas que un coche normal. La diferencia radica en su componente electrónico. Que comprenden la parte lógica del vehículo y que no poseen pedales. Ya que al ser completamente independiente no hace falta.

Sabiendo que estos vehículos poseen una parte lógica o “Cerebro virtual”, identificaremos aquello que caracteriza a un vehículo autónomo, independientemente de su marca.

  • Cuentan con cámaras, radares y sensores LIDAR. 
  • Cámaras incorporadas comúnmente en el techo del vehículo ayudan a la lectura de señales de tráfico e identificar objetivos.
  • Uso de algoritmos complejos que ayudan a la interpretación de la información necesaria para su localización y selección de rutas óptimas.
  • Capacidad de realizar un mapeo del entorno en 3D.
  • Amplia capacidad de cálculo para manejar los datos recibidos del entorno.
  • Al ser una inteligencia artificial, tiene la capacidad de aprendizaje.

coches autónomos

Niveles de automatización

Gracias al aporte de la sociedad de ingenieros automotrices se definieron y establecieron ciertos niveles de automatización, siendo cinco estos niveles. Gracias a estos niveles de automatización podemos diferenciar entre un vehículo con equipamiento electrónico, pero que es manejado por una persona y uno que es completamente autónomo. Cada uno de estos niveles categorizan y definen los tipos de vehículos autónomos y qué tan automatizado es.

En el nivel principal, en los niveles de automatización, encontramos con que somos los responsables de lo que pueda pasar. Incluso si recibimos recomendaciones y advertencias posibles. Pasando a los siguientes niveles podemos ver que la dependencia del vehículo se va reduciendo. Desde tomar decisiones por el conductor de acuerdo al entorno hasta la conducción del vehículo por sí mismo con la opción a intervención humana y depender completamente del vehículo y de las decisiones que este tome en pro de nuestra seguridad.

En estos momentos se siguen desarrollando estos proyectos. Y aunque el mundo y la sociedad todavía no acepta en su totalidad que un coche se maneje por sí solo, claramente esto nos beneficiará a futuro. Ya sea evitando y reduciendo accidentes de tráfico o ayudando a la reducción de la contaminación y uso de combustibles fósiles.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *