Internet no es solo lo que encontramos en Google. Cualquier motor de búsqueda apenas representa un 10% en Internet. Es la denominada surface web o internet superficial.

En las capas más escondidas tenemos la Internet Profunda. La que nunca ha sido indexada. Encontramos desde bases de datos, registros mercantiles a informes médicos. Esto sería la Deep Web y representaría un 80% de Internet. Se entra con programas como Tor. Y se paga con bitcoin. La criptomoneda que garantiza transacciones anónimas. Lo más importante es que puedes navegar en privado sin que sepan ni tu IP, ni tu identidad.

Pero ¿y el 10% restante? A medida que vamos nos ahondamos en la Deep Web, vamos adentrándonos al “Internet Oscuro” o Dark Web. En esta web podemos encontrar desde narcotráfico, Cibercrimen, tráfico de armas, hacking hasta pornografía infantil. Pero la Dark Web no es nueva. Con la misma aparición de Internet con su infinidad de servicios, nació con el la Dark Web.

¿Qué hay en la Dark Web?

Es cierto que en la Dark Web puedes encontrar muchas cosas inmorales, pero esto no es todo lo que puedes ver. Existe también contenido que no puedes encontrar en el Internet que la mayoría utilizamos. Como pueden ser foros discusión o proyectos similares a wikipedia, pero con mayor libertad.

También sirven para que personas que viven en países que restringen las libertades puedan acceder a información fidedigna. Incluyendo a bienintencionados activistas y periodistas que hacen frente a gobiernos autoritarios.

Para muchos la Dark Web es un espacio en el que el ciudadano puede moverse con más libertad. Aunque a veces esta libertad puede ser peligrosa. Ya que si quieres, por ejemplo, cualquier droga o arma, en esta web podrías conseguirla. A pesar de que el estado lo tenga prohibido. Y aquí es donde vemos la otra cara de la moneda. Al navegar por la Dark Web lo haces de manera anónima, por lo que muchas personas, incluso menores, pueden entrar a conseguir cosas ilegales en su país. 

Y es que las drogas o las armas se pueden conseguirse de todas formas. En la Dark Web se es anónimo. Por lo que nunca se ven las caras el comprador y el vendedor. Ni nadie se expone en un lugar peligroso. Pero el problema no se basa solo en drogas y armas. Sino que podemos encontrar videos de violaciones, mutilaciones, pederastia… algo ilícito e inmoral.

¿Cómo entrar en la Dark Web?

Los que se refugian en el 10% de la Dark Web usan direcciones IP enmascaradas. Además, se accede a través de un software especial como el Tor. No es sencillo de entrar. Hay que tener algunos conocimientos de informática.

La Dark Web, y las Dark Net en general, son una colección de redes y tecnologías que suponen una revolución para poder comerciar. Es cierto que al ser anónimo se ha utilizado para refugiarse y realizar servicios ilegales. Pero también se encuentra contenido constructivo. Como siempre el uso o el abuso de la tecnología dependen del usuario. Ya que muchos usuarios de la Dark Web entran rutinariamente simplemente porque piensan que el estado no debe controlar sus libertades de usuario.

¿Es para ti la Dark Web un espacio que hay que eliminar o que debería llevar algún control?

 

1 Comentario

Lolilla · 22 mayo, 2018 a las 22:13

La verdad que después de leer este post me ha creado mucha curiosidad este tema. Si supiese conocimientos informáticos me gustaría entrar y verlo con mis propios ojos. Pero ahora mismo podría sufrir graves consecuencias

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *